Nos levantamos muy temprano, aún no salía el sol en la bella Ciudad de México, agarramos las cámaras y un drone porque sabíamos que iríamos a un lugar increíble. El camino fue largo pero emocionante, llegamos a la alcaldía de Xochimilco y nos acercamos a los embarcaderos, el sol aún no salía.

 

Nos bajamos del coche en una calle sin pavimentar y apenas se veía la trajinera que nos daría nuestro recorrido, nos subimos al embarcadero Laion, Diego, Aldo, Aron. La naturaleza nos daba la bienvenida a través de sus canales. El sol empezó a asomarse entre las montañas, los colores naranjas, amarrillos y azules pintaban el paisaje y el canal hacía una especie de espejo hipnotizante.

 

EL RECORRIDO

Nuestro guía avanzaba a través de los canales sin casi mover el agua, lo mejor de todo es que solo estábamos nosotros viendo a la fauna que vive ahí desde vacas, patos, garzas entre otros. 

Lo único que se escuchaba eran las cámaras haciendo clic y el dron despegando dándonos una perspectiva diferente del lugar desde lo alto. Creo que todos estamos de acuerdo al decir que fue una experiencia mágica y relajante.

 

RECOMENDACIONES

  • Abrígate bien.
  • Toma muchas fotos y videos.
  • Ve con tus amigos, será una experiencia que nunca olvidaran.
  • Coman una quesadilla al terminar el recorrido o vayan por tacos.

Si quieren más información de lugares a donde ir en México no olviden seguirnos en redes sociales como laionmedia.

 

Instagram
WhatsApp